FARIÑAS EN OCTAVOS DE CHAMPIONS

Publicado: 19/03/2013 en Uncategorized

Buenas tardes a todas las personas que leen la web de la ADAG. El pasado 11 de Marzo me planté en Barcelona en un vuelo directo desde el Aeropuerto de Jerez. Siempre había querido ir a ver un partido del FC Barcelona desde hace varios años, pero la gente siempre estaba con el tema del “dinero”, así que en cuanto fue el sorteo de Octavos y le tocó el Milán, decidí ir ya que dos amigos estaban por la labor. Teníamos que llegar a un hotel situado a 500 metros del Camp Nou, lo primero de todo era llegar a la plaza de Cataluña y allí ya preguntar. La conductora que nos había trasladado del Aeropuerto hasta aquí, nos dijo que estaba andando a menos de diez minutos dirección abajo. Pero aquello no tenía pinta de ser, preguntamos a dos policías y nos dijeron que no estaba en esa zona, que había que coger el metro y bajarnos en “tal sitio”. Al bajarnos allí los seguridad del metro nos dijeron que podíamos bajarnos en dos posibles zonas, total, que para encontrar el hotel dimos un montón de vuelta y al contárselo al recepcionista dijo “que cabrones”, pues si, así actúa la gente aquí (parece una telenovela). Preguntando al señor de la recepción del hotel por donde podíamos cenar, nos dijo de un restaurante cercano que esta muy bien “además los camareros son españoles…”, y yo pensé para mi, ¿Cómo…?¿Pero que me estás contando…? Así que nos dispusimos a dar una vuelta y tras preguntar, dimos con un sitio de Kebab, yo me comí un durum (picaba hasta donde os digo yo…) y dos pizzas en común. Tras dirigirnos al hotel fui el único que se bebió unas cuantas cervezas como no podía ser de otra forma, bien fresquita y saludable con moderación. En la mañana del martes día del partido, tocaba aprovechar el día al máximo, todo podía salir muy bien o fatal. Verán, aquí en El Puerto estuvo diluviando, y allí en Barcelona las previsiones daban que era posible que lloviera. Teníamos ya pagado un Tour por Barcelona en el autobús turístico y pasara lo que pasara lo íbamos a hacer, pero era preferible que no lloviese. A las 9 y pocos minutos de la mañana nos montamos en el autobús (te puedes montar las veces que quieras), constando de dos rutas, este y oeste, y de dos horas cada una en su recorrido completo, ya luego según te bajes a ver algunos monumentos o edificios, pues echarás un poco más, pero programado para que en un día veas aunque sea de paso las grandes construcciones de la ciudad. El día estuvo soleado y con algunas nubes (bieeeeeeeen), estuvimos viendo la Sagrada Familia (espectacular) pero solo por fuera, ya que para sacar el ticket y entrar había que esperar una cola de gente que abarrotaba aquello. Así que al terminar el recorrido de esta ruta, llegamos a la Plaza de Cataluña, junto a Las Ramblas, paseo por allí y a comer. Después de comer teníamos que terminar la ruta que nos quedaba y que nos dejaría en el Camp Nou como punto y final al magnífico y excelente Tour que hicimos. Eran las seis de la tarde, un poco de relax en el hotel, ducha y unas cuantas cervecitas y sobre las 7 y media fuimos al Estadio. El ambiente sencillamente impresionante, un espectáculo digno de vivir (así que la próxima vez que vuelva espero que sea como árbitro, aunque falten todavía muchos años). Los aficionados estuvieron animando desde el minuto 1 hasta el final. Fue un partidazo, el Barcelona dominó hasta el 3-0 pero a partir de ahí dejó la pelota al Milán y los aficionados lo pasaron muy mal hasta que Jorge Alba hizo el 4-0. Estaba rodeado de catalanes, a mi derecha un hombre y a mi izquierda una señora mayor. Al hablar yo español el hombre de la derecha me hablaba en nuestra lengua, pero la señora que tenía a mi izquierda habló solo en catalán. Allí los catalanes hablan siempre en catalán y pude observar que diferencian a la gente de Cataluña de la de España. La gente aquí es muy cerrada (aunque hay de todo), vamos, nada que ver con la acogida y el arte que tenemos en Andalucía y sobre todo en la parte de Cádiz, Málaga o Sevilla. El día salió redondo, precioso tour por las calles de Barcelona y remontada del equipo español contra todo pronóstico. Así que tras comernos unos bocadillos en la habitación del hotel, habíamos exprimido el día al máximo. Nuevamente nos tomamos unas cervecitas con moderación como siempre para celebrar el gran día que habíamos vivido. Mi cuerpo dijo basta del cansancio y caí fulminado a la cama. Toda la lluvia que no cayó el martes, lo hizo el miércoles, llovía a mares, así que nos trasladamos al Aeropuerto para hacer un feliz regreso, teniendo que esperar media hora en la aduana porque había menos personal de la cuenta (cosas ocasionales y excepcionales en este país) y se nos echó el tiempo encima. En definitiva, Barcelona es una gran ciudad que merece la pena ir para vacaciones, para vivir, sin duda nuestra Andalucía y el carácter del andaluz, para mi, no hay punto de comparación, respetando por supuesto a todos los ciudadanos españoles.

No quisiera despedirme sin mostrar mi más sincero apoyo a nuestro compañero y amigo de la Delegación Provincial de Árbitros de Málaga, José Luis Paradas Romero, el cual por motivos profesionales deja de manera definitiva el arbitraje tras 8 años en la élite de la 1ª División, gran árbitro y mejor persona, un fuerte abrazo para ti y tu familia.

Los comentarios están cerrados.